Insumos para la producción ecológica

La preservación del medioambiente y la salud son una prioridad en el mundo actual. Las políticas adoptadas por Europa a través Pacto Verde Europeo lo demuestran. El objetivo es incrementar la producción ecológica hasta conseguir que al menos el 25% de las tierras agrícolas de la UE estén dedicadas a la agricultura ecológica en el año 2030.

En Europa la producción ecológica no ha dejado de crecer durante la última década. El continente ha pasado de tener 8,3 millones de hectáreas en 2009 a 13,8 millones de hectáreas en 2019, aumentando en un 66% las superficies dedicadas a la agricultura. Este aumento de superficie ha ido acompañado de un gran aumento de las ventas al por menor, cuyo valor se ha duplicado en los últimos diez años, pasando de aproximadamente 18.000 millones de euros en 2010 a más de 41.000 millones de euros en 2019.

Unas cifras que denotan cada vez son más los consumidores, agricultores y empresas que toman conciencia y optan por la producción ecológica, apostando por: conservar la fertilidad de la tierra y también por productos alimentarios libres de productos químicos.

producción ecológica - lechuga

Estrategia “De la granja a la mesa” de la Unión Europea para apoyar la producción ecológicaa

El consumidor actual pide productos saludables y ecológicos. No obstante, los agricultores y productores tienen que seguir lidiando con las plagas y enfermedades que afectan a las cosechas, por lo que necesitan las herramientas adecuadas.

En este sentido se aplica la reciente modificación de la ley llevada a cabo con la publicación del Reglamento de Ejecución (UE) 2021/1165 de la Comisión de 15 de julio de 2021 por el que se autorizan determinados productos y sustancias para su uso en la producción ecológica y se establecen sus listas.

producción ecológica - uva

Entre otros elementos regula

  • Sustancias activas para su utilización en productos fitosanitarios,
  • Fertilizantes, acondicionadores del suelo y nutrientes,
  • Productos de limpieza y desinfección,
  • Ingredientes agrarios no ecológicos que pueden utilizarse en la producción ecológica de alimentos transformados.

 

Esto productos no sólo deben cumplir su regulación específica, sino también, la legislación aplicable para su uso en la producción ecológica.

Pero esto no está al alcance de todos, “En la actualidad, varios países no ofrecen preferentemente productos ecológicos, principalmente porque suelen ser más caros que los convencionales, impedimento que podría paliarse mediante la adopción por los Estados miembros de medidas fiscales como la supresión de los tipos reducidos aplicados a los plaguicidas como insumos agrícolas” así lo admite la UE en su Plan De Acción Para El Desarrollo De La Producción Ecológica De 2021.

En este contexto, Sanosil, compañía química experta en el sector de la desinfección, lanza Sanosil 100 Agri. Se trata de un insumo certificado para la producción ecológica, altamente eficaz para la prevención de enfermedades agrícolas, así como en el tratamiento de aguas y sistemas de riego. Su formulación biodegradable favorece una producción sostenible y reduce el impacto medioambiental.

Sanosil S100 Agri para la producción ecológica

S100 Agri es posible gracias a la inversión en I+D+I de Sanosil, que ha permitido “desarrollar un nuevo concepto de desinfección donde la máxima eficiencia y eficacia van de la mano de sostenibilidad y salud”.

El desinfectante-fungicida funciona como un insumo ecológico que favorece la producción sostenible y libre de químicos, así como la reducción del impacto medioambiental provocada por la actividad agrícola.

Una de las principales características de Sanosil S100 Agri es que presenta un gran umbral de protección contra numerosas enfermedades fúngicas, víricas y bacterianas. El producto con grandes capacidades oxidantes, elimina la materia orgánica causante de las enfermedades que diezman las cosechas.

Se trata de una gran alternativa económica en el tratamiento de aguas de consumo humano, animal o de riego, superficies, conducciones y plantas, aunque también puede utilizarse para la limpieza, desinfección, desincrustación de superficies, utensilios y equipos en diferentes ámbitos zoosanitarios, agrícolas y rurales.

producción ecológica - sandía

Este desinfectante y fungicida también destaca por la liberación de grandes cantidades de oxígeno en el agua de riego, oxigenando la planta a través de la raíz y minimizando los niveles residuales de pesticidas.

La eficacia del desinfectante se debe a su fórmula sinérgica, la cual fusiona Peróxido de hidrógeno con iones de plata. El resultado obtenido de esta combinación es un 1.000% más efectivo que el peróxido de hidrógeno cuando funciona solo y, además, sus efectos son 5 veces más duraderos en el tiempo.

Sanosil S100 Agri dispone del certificado de insumo ecológico CAAE, garantizando a los agricultores, ganaderos e industrias que usen el producto su calidad y su compromiso con la sostenibilidad, la producción ecológica y la protección del medioambiente.