Mejora hasta en un 50% la eficiencia en el uso del agua de lavado de frutas y verduras en la industria alimentaria.

Sanosil, empresa con más de 38 años de experiencia en el sector de la desinfección y presente en más de 40 países, ofrece una solución con la que se consigue disminuir el elevado consumo de agua que se lleva a cabo en el lavado de productos hortofrutícolas.

Mediante la firma de este acuerdo, Sanosil entra en BWT como solución de desinfección sostenible en el tratamiento de agua. Las dos compañías establecen, mediante el contrato, las pautas para crear un estrecho lazo de colaboración para , ya sea para plantas de purificación, depósitos de abastecimiento, torres de refrigeración, etc.

Durante los procesos post cosecha cada instalación, según datos de AINIA Centro Tecnológico, puede llegar a emplear una media de 2 metros cúbicos de agua potable por hora. Además, como resultado del proceso de lavado se generan aguas residuales que se caracterizan por contener compuestos orgánicos, derivados principalmente de la utilización de soluciones fungicidas de síntesis para reducir mermas en producción ocasionada por enfermedades de postcosecha.

Hemos desarrollado nuestro desinfectante Sanosil Super 25explica Isabel Falgás, Product Manager de Sanosilcon el propósito de contribuir con la economía circular; asíl, evitamos desperdiciar alimentos, además de reutilizar el agua de lavado post cosecha”.

De acuerdo con los datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (ONU-DAES), «el sector agrícola es uno de los mayores consumidores de agua del planeta», llegando a gastar

Post-cosecha-p1

«cerca del 70% del agua dulce extraída para uso humano». Entre los objetivos de la Estrategia Española de Economía Circular, desarrollada por el Ministerio para la Transición Económica y el Reto Demográfico, se encuentra el de mejorar en un 10% la eficiencia en el uso del agua en 2030.

Como explica Falgás, Sanosil contribuye a “mejorar la relación entre los procesos productivos y el medio ambiente y con el recurso hídrico. Además, buscamos establecer planes de actuación ante futuras restricciones legislativas procedentes de la Unión Europea en materia de uso de compuestos orgánicos en procesos de post cosecha”.

Sanosil Super 25 es un desinfectante y fungicida ecológico cuya acción está basada en la oxidación avanzada de su “fórmula limpia” peróxido de hidrógeno + iones de plata. Cuenta con una eficacia probada cumpliendo las normas europeas, bactericida, levuricida, fungicida y virucida, además de degradar contaminantes orgánicos. Se trata de un desinfectante completo por cuanto puede ser usado, además de la desinfección del agua, en aéreo y superficies. De manera que un solo producto mantiene los niveles de patógenos bajo control en toda la cadena de valor agrícola.

Su principio activo, el peróxido de hidrógeno, no contamina las aguas residuales y se descompone en agua y oxígeno (H2O y O2) únicamente. Por lo tanto, no hay subproductos nocivos. Además, está certificado como insumo ecológico por el CAAE.

El producto se puede utilizar tanto en agua como en aire (aerosol) y sobre superficies.   

Además, cualquier sistema de esterilización UV existente complementa el efecto de Sanosil Super 25 y se puede operar perfectamente en paralelo.